We Ubicua, Web móvil, Web semántica, Web 3.0 y Web 4.0

elmundo.es presenta en su sección tecnología una entrevista a STEVE BRATT, quien es el Presidente Ejecutivo del Consorcio W3C, quien asistió al reciente Barcelona Digital Global Congress. En la agendase anunció que Bratt explicaría sobre  la Web Semántica. Algunos aspectos de su presentación  se pueden ver aquí.  En la entrevista que hace elmundo.es se abordan algunos aspectos relevantes:
  • ‘La Web móvil es uno de los principales retos del futuro’
  • ‘Creemos en la existencia de una sola Web accesible desde en todo tipo de dispositivos’
  • ‘La construcción de la ‘Web semántica’ es una inmensa base de datos relacionada’
A continuación la entrevista completa realizada por Pablo Romero: 

MADRID.- Tim Berners-Lee, uno de los padres de Internet, soñó hace años con una ‘Web semántica’, capaz de analizar todos los datos, los contenidos, los enlaces, y las transacciones entre personas y ordenadores. Su mano derecha, y presidente ejecutivo del Consorcio W3C, Steve Bratt, explica en qué consiste esa ‘Web semántica’, y anima a seguir trabajando para adaptar los contenidos a todo tipo de dispositivos, camino de una Red ubicua.

Tras su visita a Barcelona Digital Global Congress, celebrado la semana pasada, entrevistamos a Steve Bratt en Madrid sobre el cometido del Consorcio W3C (al que pertenece elmundo.es) como entidad que trabaja en favor de los estándares Web.

Pregunta: ¿En qué consiste el trabajo del Consorcio W3C?

Respuesta: El Consorcio W3C es una comunidad global de expertos que colaboran para desarrollar tecnología que hace que la Web funcione, trabajamos para desarrollar una interfaz humana para Internet.

P: ¿Cómo se materializa ese trabajo?

R: Bueno, en esta organización tenemos ahora mismo unos 60 grupos de trabajo, que se centran en diferentes tecnologías web, y desarrollan los estándares y especificaciones que dictan cómo construir las páginas, cómo usar la voz, los vídeos, y un largo etcétera. Casi todo lo que se puede encontrar en la Web tiene al menos sus bases en el trabajo de estos expertos, y este trabajo se pone a disposición de todo el mundo gratis.

Nada de lo que hacemos es de obligada aplicación. No tenemos la autoridad de la fuerza para imponer nada, ni llamamos al Consejo de Seguridad de la ONU para obligar a la gente a que siga los estándares (risas). Nuestros estándares se basan en dos cosas. En primer lugar, para que la web funcione, todo el mundo debe adoptar un lenguaje web común, de ahí que los estándares estén enfocados a hacer que la Red funciones correctamente. Es un intento de lograr que la gente haga las cosas de la misma manera, es decir, de la manera que nosotros sugerimos.

En segundo lugar, esperamos que la gente use nuestros desarrollos porque quieren usarlos, por su calidad o porque les facilite su trabajo.

P:¿Qué trabajo del Consorcio destacaría personalmente?

R:Quizá deba destacar varios. En el pasado, yo trabajé en la definición de HTML, que es el estándar más básico y más conocido en la Web, y obviamente aún es muy importante. De hecho, su desarrollo constituye uno de los grupos del Consorcio más importantes. Lo que pasa es que de cara al futuro surgen nuevas tecnologías que necesitan respuesta. La prueba es que existen, como ya dije, más de 60 grupos de trabajo en W3C.

P:¿Qué está fallando, o qué se puede mejorar, en la Web?

R:La Web funciona de maravilla. Internet tiene problemas como la seguridad, el correo basura, la privacidad, y otros problemas derivados de su vertiente social, y de hecho tenemos un grupo llamado ”Technology and Social Domain’, sobre el impacto social de la Web y que trata precisamente de estos asuntos. Creemos que es algo crítico.

P:¿Cuál es el reto más importante para el Consorcio?

“Uno de los asuntos más importantes a los que nos dedicamos es a tratar de llevar la web a todas partes en el mundo”

 

R:(Silencio) Bueno, creo que en lugar de hablar de retos yo hablaría de oportunidades. Las últimas cifras hablan que sólo un 20% de los habitantes del planeta tiene acceso a la Web. Así, creo que uno de los asuntos más importantes a los que nos dedicamos es a tratar de llevar la web a todas partes en el mundo, con todos los beneficios que ello implica. Creo que Internet es la plataforma de comunicación más importante que ha existido jamás en la historia, y hacerla accesible a todo el mundo es creo lo más importante.

Si hablamos de retos tecnológicos, creo que los dispositivos móviles es el más importante ahora mismo, la Web móvil.

P:La siguiente pregunta va por ahí: ¿Es posible adaptar los contenidos a la web móvil, o deberían construirse específicamente para los dispositivos móviles?

R:Esa es una excelente pregunta. Nosotros creemos en la existencia de una sola Web accesible desde todo tipo de dispositivos, que pueda organizar e interconectar información en el reloj, en el móvil, en el ordenador, en la pantalla del televisor. Es muy importante ya que el poder de la Red llega a través del enlace, de la relación entre contenidos no importa dónde.

Deberíamos ser capaces de adaptar los contenidos a cualquier tipo de dispositivo. Tenemos varios grupos en el Consorcio W3C trabajando específicamente en los problemas que genera esa adaptación. En primer lugar, tenemos que especificar cómo ofrecer contenidos en pantallas muy pequeñas, como las de los móviles, o en dispositivos muy simples.

P:¿Podría explicar algún problema importante?

R:Bueno, tenemos los teléfonos móviles. Tengamos en cuenta que las inmensa mayoría de los móviles que hay en el mundo no son muy avanzados, son muy simples, tienen teclados y pantallas pequeñas, y cuentan con navegadores muy simples también, no tienen el mundo poder ni el mismo enfoque que los navegadores de un escritorio normal. También existen otros problemas tales como el escaso ancho de banda pueden usar, y el hecho de que son dispositivos diseñados para funcionar en movimiento. Todo ello requiere que se desarrollen nuevos estándares.

P:¿Puede darme una definición clara de ‘web semántica’?

“La ‘Web semántica’ es aquella en la que se enlazan datos, siempre que éstos estén bien definidos”


R:Bien, piensa en que la Web 1.0 ha sido una Web de documentos enlazados, documentos de millones de páginas en todo el mundo enlazados entre sí. Pues la Web semántica es aquella en la que se enlazan datos, siempre que éstos estén bien definidos, bien procesados, con valores, descripciones, etc. Los enlaces entre esos datos también están definidos. Por ejemplo, mi nombre y mi número de teléfono estarían enlazados de una manera más explicativa, con una categoría de ‘número de teléfono’. Es decir, que los enlaces vienen acompañados de unas etiquetas que explican qué son esos datos, por qué están relacionados.

P:¿Eso cómo se construye?

R:En primer lugar, hemos terminado la tecnología básica para realizarlo a través de los enlaces, denominada RDF, que te indica cómo realizar los enlaces en la Web. Es muy simple, en realidad: propone un sujeto, un valor, y la relación entre ellos.

La construcción de la ‘Web semántica’ es básicamente la construcción de una inmensa base de datos relacionada en la Web. Así, cuentas con una fila con tu nombre, y una serie de atributos relacionados con ese nombre, como la edad, el día de nacimiento, tu dirección , tu número de teléfono, tu correo electrónico…

P:¿Y eso cómo se hace? ¿Existe alguna manera automática de relacionar de esa manera la enorme cantidad de datos que hay ya en Internet?

R:No creo que se deba de hacer a mano exclusivamente, existen programas que relacionan datos para construir bases de datos de este tipo. Aquí ha habido mucho avance gracias a la inteligencia artificial, que yo defino como ‘algoritmos más inteligentes’.

No obstante, ya existen datos suficientes que relacionar, te pongo un ejemplo: muchos grandes museos tienen páginas web muy descriptivas, con todas sus obras catalogadas, por autor, época, situación física y demás. Esas descripciones pueden ser muy útiles para interrelacionar información en la Web. Otro ejemplo: existe un interesante grupo llamado ‘Linking Open Data Project’, que recoge estadísticas públicas o abiertas, como las que emite Eurostat, y datos también abiertos como los contenidos en la Wikipedia, en un esfuerzo por estructurarlos para permitir consultas más complejas. Y ahí tienes DBPedia.

“Mi sueño es que la web semántica irrrumpa en las redes sociales, de modo que puedas controlar tu información”


Se trata, en definitiva, de maneras de realizar lo que Tim Berners-Lee ya predicaba en 1999. La base de todo esto es tan sencilla como el establecimiento de enlaces entre datos.

P:¿Qué relación tiene todo esto con la gran cantidad de datos que se está generando gracias a la explosión de la Web social, de la Web participativa?

R:En cierto modo, la Web 2.0, que efectivamente implica que todo el mundo puede subir información a través de blogs, imágenes, vídeo… cuenta con herramientas que están bien hechas, pero están muy cerradas en sí mismas. El problema surge, por ejemplo, cuando quieres combinar los tados de tu cuenta de Facebook en tu cuenta de MySpace, o en Bebo. En realidad, has de duplicar la información. Mi sueño es que la web semántica irrumpa en las redes sociales, de modo que puedas controlar tu información y los vínculos que existen en ella. Mi información personal es mía, y debería ser capaz de poder compartirla si quiero en otras redes sociales.

P:¿Algo así como la iniciativa OpenSocial?

R:Eso es lo que están tratando de hacer. Nosotros queremos ayudar en problemas que surgen, cómo compartir los datos de las identidades en la Web sin violar la privacidad, y lograr que cada uno pueda tener el control de su propia identidad de una manera fácil. Lo cierto es que mucha gente tiene esta misma idea, y la gran pregunta es qué tecnología será al final la que permita algo así.

P:Para terminar, ¿Cuál es su principal cometido como presidente del W3C?

R:Bueno, mi principal tarea es tratar de difundir y educar en todo cuanto el Consorcio trabaja. Sobre todo, animar a utilizar la tecnología que desarrollamos.

Vía el mundo.es | por PABLO ROMERO

Anuncios

Internet se ha convertido en un antídoto contra la censura

“Internet se ha convertido ya en un antídoto fundamental contra la censura”

Vinton G. Cerf
Vicepresidente de Google

VINTON G. CERF

Fuente: El Mundo.es | por ANTONIO LUCAS

MADRID.- En los años 70 desarrollo junto a Robert Kahn la estructura matriz de Internet. Comenzaba así la mayor revolución tecnológica de la Historia, ampliando hasta lo insospechado los cauces de la comunicación. En ello sigue, difundiendo por el mundo la ‘religión’ de Internet.

Vinton G. Cerf (New Haven, Connecticut, 1943), padre de internet, pasa unas horas en la Fundación Los Álamos, en Cieza (Murcia), una suerte de Harvard con limoneros que preside el embajador José Luis Pardos.

El Premio Príncipe de Asturias en 2002 resulta extraño en este paisaje de mansedumbre mientras confiesa que su vida es un cortocircuito incesante de aviones y aeropuertos, de hoteles y congresos, recorriendo el planeta como vicepresidente de Google y’Evangelista’ de Internet.

Habla del futuro y de la Red, y de aquel día remoto de 1972 en que dibujó en la servilleta del bar de un hotel de San Francisco –junto a Robert Khan– el esquema de una visionaria intuición: cómo crear una red de redes conectando un conjunto de ordenadores para ARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada, del Departamento de Defensa de Estados Unidos).

PREGUNTA.– ¿En qué punto está la revolución de internet?

RESPUESTA.– Bueno, la revolución empezó hace 30 años. No es una cosa nueva, pero es cierto que continúa. (…) Sólo está funcionando el 1% de las aplicaciones, así que estamos realmente ante un bebé. En el momento presente hay 1.300 millones de usuarios consolidados, más o menos el 20% de la población mundial. Es una cifra impresionante, pero no nos dejemos deslumbrar, el verdadero reto es pensar en ese 80% que todavía no tienen acceso a la Red.

P.– ¿Y cuáles son las pautas para ampliar la cuota de usuarios?

R.– Pues aprovechar las posibilidades de un aparato que ya es de uso común: el teléfono móvil. En Google tenemos el objetivo de lograr que sea a través de la telefonía como se logre popularizar internet. Es decir, democratizar el uso de la Red con los móviles. Es una realidad. De hecho, podemos predecir que en pocos años serán muchas más las personas que lleguen a conectarse por vez primera a través de su teléfono que desde un ordenador.

P.– ¿Y en todo este enjambre visionario, contribuye internet a la democracia?

R.– Oh, sí. Perdón. A eso iba… Internet facilita la libertad de expresión. El mejor ejemplo lo tenemos en la proliferación de blogs, que conforman un territorio inmenso de discusión e intercambio de información constante. Pero todo esto tiene unos retos. Hay países que provocan enormes tensiones. Países, decía, que temen las posibilidades que la Red ofrece a sus habitantes para que se expresen libremente. Es más: internet es un antídoto imprescindible ya contra la censura. Y todo esto ha sucedido en los últimos 10 años. Es maravilloso.

P.– ¿Aún le sorprende internet?

R.– Todos los días. Lo mejor de no saber mucho es que uno puede seguir aprendiendo.

P.– Usted ha dicho en alguna ocasión que el futuro pasa por una conexión total de la vida a la Red…

R.– Absolutamente. No es que yo tenga poderes para ver el futuro, sino que la lógica de los avances nos lo confirman cada día. En unos años todo estará conectado a la Red, desde la ropa a los electrodomésticos. Y esto propiciará un mejor conocimiento del mundo. La conexión total de la vida podrá ser una buena herramienta incluso para buscar y compartir nuevas estrategias en la lucha contra el cambio climático, por ejemplo. Y en el desarrollo de la ecología de la información. Será una forma de potenciar la inteligencia y, por qué no, de potenciar también la seguridad.

Los blogs rompen la jerarquía y atraviesan las fronteras.

 El 07 de Mayo, el mundo.es informaba que las autoridades cubanas impiden salir del país a la ganadora del Ortega y Gasset 2008 en la categoría medios digitalesYoani Sánchez -autora del blog cubano ‘Generación Y’quien debía asistir a Madrid a la ceremonia de entrega de premios. Yoani Sánchez es bogguera, licenciada en filología hispánica, abrió en abril del 2007  el blog ‘Generación Y’, ahí se puede ver su fotografía, su nombre y su apellido, y algunos de su posts con criticas a las cosas que no le gustan  de su Cuba.

Pero no quería escribir solo sobre la noticia de “no permiso”, que ya se ha escrito en varios blogs, sino del hecho de que una bloggera, Yoani, escriba dentro de un sistema político jerárquico/close y demuestre que el poder tiene miedo de Internet, porque no lo puede controlar.  Y esto último lo demuestra bien el último post del blog Kilometrocero.wordpress.com que invita: ¿eres-cubano-¿vives-en-cuba-¿tienes-un-blog-entonces-organicemos-un-encuentro/

El mundo es plano!!

 

“El poder tiene miedo de Internet”

Manuel Castells junto a Imma Tubela dirigieron el  Proyecto Internet Catalunya PIC que se enmarca dentro del programa de investigación interdisciplinario sobre la sociedad de la información en Catalunya que lo lleva adelante  el  Internet nterdisciplinary Institute (IN3) de la UOC y cuyos resultados preliminares los conocí por la exposición  de Josep Duart en el  II Congreso CREAD Andes y II Encuentro Virtual Educa Ecuador, durante la clausura este 23 de abril; entiendo que en el mediano plazo la publicación final estará  terminada y disponible.   Bien, en enero leí en el pais.com un entrevista a Manuel Castells sobre la Sociedad del Conocimiento y aprovechando que la he vuelto  a revisar la comparto con quienes visitan este blog.

Algunos temas claves en la entrevista:

  • Internet amplifica la más vieja brecha social de la historia, que es el nivel de educación.
  • Las personas que más usan la tecnología no se aislan sino que las TIC favorecen sus capacidades sociales
  • Internet no se puede controlar, es un instrumento de libertad y de autonomía, que rompe el poder que  siempre ha estado basado en el control de las personas, mediante la información y comunicación.
  • Existe un desfase enorme entre la capacidad tecnológica y la cultura política que incide en el desarrollo de una democracia ciudadana

ENTREVISTA: Manuel Castells PROFESOR DE SOCIOLOGÍA

“El poder tiene miedo de Internet”

Si alguien ha estudiado las interioridades de la sociedad de la información es el sociólogo Manuel Castells (Hellín, 1942). Su trilogía La era de la información: economía, sociedad y cultura ha sido traducida a 23 idiomas. Es uno de los primeros cerebros rescatados: volvió a España, a dirigir la investigación de la Universitat Oberta de Catalunya, en 2001, después de haber investigado e impartido clases durante 24 años en la Universidad de California, en Berkeley. Una de sus investigaciones más reciente es el Proyecto Internet Cataluña, en el que durante seis años ha analizado, mediante 15.000 entrevistas personales y 40.000 a través de la Red, los cambios que Internet introduce en la cultura y la organización social, y acaba de publicar, con Marina Subirats, Mujeres y hombres, ¿un amor imposible? (Alianza Editorial), donde aborda las consecuencias de estos cambios.

 

Internet amplifica la más vieja brecha social de la historia, que es el nivel de educación

Pregunta. Esta investigación muestra que Internet no favorece el aislamiento, como muchos creen, sino que las personas que más chatean son las más sociables.

Respuesta. Sí. Para nosotros no es ninguna sorpresa. La sorpresa es que ese resultado haya sido una sorpresa. Hay por lo menos 15 estudios importantes en el mundo que dan ese mismo resultado.

P. ¿Por qué cree que la idea contraria se ha extendido con éxito?

R. Los medios de comunicación tienen mucho que ver. Todos sabemos que las malas noticias son más noticia. Usted utiliza Internet, y sus hijos, también; pero resulta más interesante creer que está lleno de terroristas, de pornografía… Pensar que es un factor de alienación resulta más interesante que decir: Internet es la extensión de su vida. Si usted es sociable, será más sociable; si no lo es, Internet le ayudará un poquito, pero no mucho. Los medios son en cierto modo la expresión de lo que piensa la sociedad: la cuestión es por qué la sociedad piensa eso.

P. ¿Por miedo a lo nuevo?

R. Exacto. Pero miedo, ¿de quién? De la vieja sociedad a la nueva, de los padres a sus hijos, de las personas que tienen el poder anclado en un mundo tecnológica, social y culturalmente antiguo, respecto de lo que se les viene encima, que no entienden ni controlan y que perciben como un peligro, y en el fondo lo es. Porque Internet es un instrumento de libertad y de autonomía, cuando el poder siempre ha estado basado en el control de las personas, mediante el de información y comunicación. Pero esto se acaba. Porque Internet no se puede controlar.

P. Vivimos en una sociedad en la que la gestión de la visibilidad en la esfera pública mediática, como la define John J. Thompson, se ha convertido en la principal preocupación de cualquier institución, empresa u organismo. Pero el control de la imagen pública requiere medios que sean controlables, y si Internet no lo es…

R. No lo es, y eso explica por qué los poderes tienen miedo de Internet. Yo he estado en no sé cuántas comisiones asesoras de gobiernos e instituciones internacionales en los últimos 15 años, y la primera pregunta que los gobiernos hacen siempre es: ¿cómo podemos controlar Internet? La respuesta es siempre la misma: no se puede. Puede haber vigilancia, pero no control.

P. Si Internet es tan determinante de la vida social y económica, ¿su acceso puede ser el principal factor de exclusión?

R. No, el más importante seguirá siendo el acceso al trabajo y a la carrera profesional, y antes el nivel educativo, porque, sin educación, la tecnología no sirve para nada. En España, la llamada brecha digital es por cuestión de edad. Los datos están muy claros: entre los mayores de 55 años, sólo el 9% son usuarios de Internet, pero entre los menores de 25 años, son el 90%.

P. ¿Es, pues, sólo una cuestión de tiempo?

R. Cuando mi generación haya desaparecido, no habrá brecha digital en el acceso. Ahora bien, en la sociedad de Internet, lo complicado no es saber navegar, sino saber dónde ir, dónde buscar lo que se quiere encontrar y qué hacer con lo que se encuentra. Y esto requiere educación. En realidad, Internet amplifica la más vieja brecha social de la historia, que es el nivel de educación. Que un 55% de los adultos no haya completado en España la educación secundaria, ésa es la verdadera brecha digital.

P. En esta sociedad que tiende a ser tan líquida, en expresión de Zygmunt Bauman, en que todo cambia constantemente, y que cada vez está más globalizada, ¿puede aumentar la sensación de inseguridad, de que el mundo se mueve bajo nuestros pies?

R. Hay una nueva sociedad que yo he intentado definir teóricamente con el concepto de sociedad-red, y que no está muy lejos de la que define Bauman. Yo creo que, más que líquida, es una sociedad en que todo está articulado de forma transversal y hay menos control de las instituciones tradicionales.

P. ¿En qué sentido?

R. Se extiende la idea de que las instituciones centrales de la sociedad, el Estado y la familia tradicional, ya no funcionan. Entonces se nos mueve todo el suelo a la vez. Primero, la gente piensa que sus gobiernos no la representan y no son fiables. Empezamos, pues, mal. Segundo, piensan que el mercado les va bien a los que ganan y mal a los que pierden. Como la mayoría pierde, hay una desconfianza hacia lo que la lógica pura y dura del mercado le pueda proporcionar a la gente. Tercero, estamos globalizados; esto quiere decir que nuestro dinero está en algún flujo global que no controlamos, que la población se ve sometida a unas presiones migratorias muy fuertes, de modo que cada vez es más difícil encerrar a la gente en una cultura o en unas fronteras nacionales.

P. ¿Qué papel desempeña Internet en este proceso?

R. Por un lado, al permitirnos acceder a toda la información, aumenta la incertidumbre, pero al mismo tiempo es un instrumento clave para la autonomía de las personas, y esto es algo que hemos demostrado por primera vez en nuestra investigación. Cuanto más autónoma es una persona, más utiliza Internet. En nuestro trabajo hemos definido seis dimensiones de autonomía, y hemos comprobado que cuando una persona tiene un fuerte proyecto de autonomía, en cualquiera de esas dimensiones, utiliza Internet con mucha más frecuencia e intensidad. Y el uso de Internet refuerza a la vez su autonomía. Pero, claro, cuanto más controla una persona su vida, menos se fía de las instituciones.

P. Y mayor puede ser su frustración por la distancia que hay entre las posibilidades teóricas de participación y las que ejercen en la práctica, que se limitan a votar cada cuatro años, ¿no cree?

R. Sí, hay un desfase enorme entre la capacidad tecnológica y la cultura política. Muchos municipios han puesto puntos Wi-Fi de acceso, pero si al mismo tiempo no son capaces de articular un sistema de participación, sirven para que la gente organice mejor sus propias redes, pero no para participar en la vida pública. El problema es que el sistema político no está abierto a la participación, al diálogo constante con los ciudadanos, a la cultura de la autonomía, y, por tanto, estas tecnologías lo que hacen es distanciar todavía más la política de la ciudadanía.

 

V Congreso Latinoamericano de Derecho Informatico – VII Congreso Iberoamericano Independiente de Nombres de Domino e Internet Governance

V Congreso Latinoamericano de Derecho Informatico - VII Congreso Iberoamericano Independiente de Nombres de Domino e Internet Governance

Los esperamos en Loja