We Ubicua, Web móvil, Web semántica, Web 3.0 y Web 4.0

elmundo.es presenta en su sección tecnología una entrevista a STEVE BRATT, quien es el Presidente Ejecutivo del Consorcio W3C, quien asistió al reciente Barcelona Digital Global Congress. En la agendase anunció que Bratt explicaría sobre  la Web Semántica. Algunos aspectos de su presentación  se pueden ver aquí.  En la entrevista que hace elmundo.es se abordan algunos aspectos relevantes:
  • ‘La Web móvil es uno de los principales retos del futuro’
  • ‘Creemos en la existencia de una sola Web accesible desde en todo tipo de dispositivos’
  • ‘La construcción de la ‘Web semántica’ es una inmensa base de datos relacionada’
A continuación la entrevista completa realizada por Pablo Romero: 

MADRID.- Tim Berners-Lee, uno de los padres de Internet, soñó hace años con una ‘Web semántica’, capaz de analizar todos los datos, los contenidos, los enlaces, y las transacciones entre personas y ordenadores. Su mano derecha, y presidente ejecutivo del Consorcio W3C, Steve Bratt, explica en qué consiste esa ‘Web semántica’, y anima a seguir trabajando para adaptar los contenidos a todo tipo de dispositivos, camino de una Red ubicua.

Tras su visita a Barcelona Digital Global Congress, celebrado la semana pasada, entrevistamos a Steve Bratt en Madrid sobre el cometido del Consorcio W3C (al que pertenece elmundo.es) como entidad que trabaja en favor de los estándares Web.

Pregunta: ¿En qué consiste el trabajo del Consorcio W3C?

Respuesta: El Consorcio W3C es una comunidad global de expertos que colaboran para desarrollar tecnología que hace que la Web funcione, trabajamos para desarrollar una interfaz humana para Internet.

P: ¿Cómo se materializa ese trabajo?

R: Bueno, en esta organización tenemos ahora mismo unos 60 grupos de trabajo, que se centran en diferentes tecnologías web, y desarrollan los estándares y especificaciones que dictan cómo construir las páginas, cómo usar la voz, los vídeos, y un largo etcétera. Casi todo lo que se puede encontrar en la Web tiene al menos sus bases en el trabajo de estos expertos, y este trabajo se pone a disposición de todo el mundo gratis.

Nada de lo que hacemos es de obligada aplicación. No tenemos la autoridad de la fuerza para imponer nada, ni llamamos al Consejo de Seguridad de la ONU para obligar a la gente a que siga los estándares (risas). Nuestros estándares se basan en dos cosas. En primer lugar, para que la web funcione, todo el mundo debe adoptar un lenguaje web común, de ahí que los estándares estén enfocados a hacer que la Red funciones correctamente. Es un intento de lograr que la gente haga las cosas de la misma manera, es decir, de la manera que nosotros sugerimos.

En segundo lugar, esperamos que la gente use nuestros desarrollos porque quieren usarlos, por su calidad o porque les facilite su trabajo.

P:¿Qué trabajo del Consorcio destacaría personalmente?

R:Quizá deba destacar varios. En el pasado, yo trabajé en la definición de HTML, que es el estándar más básico y más conocido en la Web, y obviamente aún es muy importante. De hecho, su desarrollo constituye uno de los grupos del Consorcio más importantes. Lo que pasa es que de cara al futuro surgen nuevas tecnologías que necesitan respuesta. La prueba es que existen, como ya dije, más de 60 grupos de trabajo en W3C.

P:¿Qué está fallando, o qué se puede mejorar, en la Web?

R:La Web funciona de maravilla. Internet tiene problemas como la seguridad, el correo basura, la privacidad, y otros problemas derivados de su vertiente social, y de hecho tenemos un grupo llamado ”Technology and Social Domain’, sobre el impacto social de la Web y que trata precisamente de estos asuntos. Creemos que es algo crítico.

P:¿Cuál es el reto más importante para el Consorcio?

“Uno de los asuntos más importantes a los que nos dedicamos es a tratar de llevar la web a todas partes en el mundo”

 

R:(Silencio) Bueno, creo que en lugar de hablar de retos yo hablaría de oportunidades. Las últimas cifras hablan que sólo un 20% de los habitantes del planeta tiene acceso a la Web. Así, creo que uno de los asuntos más importantes a los que nos dedicamos es a tratar de llevar la web a todas partes en el mundo, con todos los beneficios que ello implica. Creo que Internet es la plataforma de comunicación más importante que ha existido jamás en la historia, y hacerla accesible a todo el mundo es creo lo más importante.

Si hablamos de retos tecnológicos, creo que los dispositivos móviles es el más importante ahora mismo, la Web móvil.

P:La siguiente pregunta va por ahí: ¿Es posible adaptar los contenidos a la web móvil, o deberían construirse específicamente para los dispositivos móviles?

R:Esa es una excelente pregunta. Nosotros creemos en la existencia de una sola Web accesible desde todo tipo de dispositivos, que pueda organizar e interconectar información en el reloj, en el móvil, en el ordenador, en la pantalla del televisor. Es muy importante ya que el poder de la Red llega a través del enlace, de la relación entre contenidos no importa dónde.

Deberíamos ser capaces de adaptar los contenidos a cualquier tipo de dispositivo. Tenemos varios grupos en el Consorcio W3C trabajando específicamente en los problemas que genera esa adaptación. En primer lugar, tenemos que especificar cómo ofrecer contenidos en pantallas muy pequeñas, como las de los móviles, o en dispositivos muy simples.

P:¿Podría explicar algún problema importante?

R:Bueno, tenemos los teléfonos móviles. Tengamos en cuenta que las inmensa mayoría de los móviles que hay en el mundo no son muy avanzados, son muy simples, tienen teclados y pantallas pequeñas, y cuentan con navegadores muy simples también, no tienen el mundo poder ni el mismo enfoque que los navegadores de un escritorio normal. También existen otros problemas tales como el escaso ancho de banda pueden usar, y el hecho de que son dispositivos diseñados para funcionar en movimiento. Todo ello requiere que se desarrollen nuevos estándares.

P:¿Puede darme una definición clara de ‘web semántica’?

“La ‘Web semántica’ es aquella en la que se enlazan datos, siempre que éstos estén bien definidos”


R:Bien, piensa en que la Web 1.0 ha sido una Web de documentos enlazados, documentos de millones de páginas en todo el mundo enlazados entre sí. Pues la Web semántica es aquella en la que se enlazan datos, siempre que éstos estén bien definidos, bien procesados, con valores, descripciones, etc. Los enlaces entre esos datos también están definidos. Por ejemplo, mi nombre y mi número de teléfono estarían enlazados de una manera más explicativa, con una categoría de ‘número de teléfono’. Es decir, que los enlaces vienen acompañados de unas etiquetas que explican qué son esos datos, por qué están relacionados.

P:¿Eso cómo se construye?

R:En primer lugar, hemos terminado la tecnología básica para realizarlo a través de los enlaces, denominada RDF, que te indica cómo realizar los enlaces en la Web. Es muy simple, en realidad: propone un sujeto, un valor, y la relación entre ellos.

La construcción de la ‘Web semántica’ es básicamente la construcción de una inmensa base de datos relacionada en la Web. Así, cuentas con una fila con tu nombre, y una serie de atributos relacionados con ese nombre, como la edad, el día de nacimiento, tu dirección , tu número de teléfono, tu correo electrónico…

P:¿Y eso cómo se hace? ¿Existe alguna manera automática de relacionar de esa manera la enorme cantidad de datos que hay ya en Internet?

R:No creo que se deba de hacer a mano exclusivamente, existen programas que relacionan datos para construir bases de datos de este tipo. Aquí ha habido mucho avance gracias a la inteligencia artificial, que yo defino como ‘algoritmos más inteligentes’.

No obstante, ya existen datos suficientes que relacionar, te pongo un ejemplo: muchos grandes museos tienen páginas web muy descriptivas, con todas sus obras catalogadas, por autor, época, situación física y demás. Esas descripciones pueden ser muy útiles para interrelacionar información en la Web. Otro ejemplo: existe un interesante grupo llamado ‘Linking Open Data Project’, que recoge estadísticas públicas o abiertas, como las que emite Eurostat, y datos también abiertos como los contenidos en la Wikipedia, en un esfuerzo por estructurarlos para permitir consultas más complejas. Y ahí tienes DBPedia.

“Mi sueño es que la web semántica irrrumpa en las redes sociales, de modo que puedas controlar tu información”


Se trata, en definitiva, de maneras de realizar lo que Tim Berners-Lee ya predicaba en 1999. La base de todo esto es tan sencilla como el establecimiento de enlaces entre datos.

P:¿Qué relación tiene todo esto con la gran cantidad de datos que se está generando gracias a la explosión de la Web social, de la Web participativa?

R:En cierto modo, la Web 2.0, que efectivamente implica que todo el mundo puede subir información a través de blogs, imágenes, vídeo… cuenta con herramientas que están bien hechas, pero están muy cerradas en sí mismas. El problema surge, por ejemplo, cuando quieres combinar los tados de tu cuenta de Facebook en tu cuenta de MySpace, o en Bebo. En realidad, has de duplicar la información. Mi sueño es que la web semántica irrumpa en las redes sociales, de modo que puedas controlar tu información y los vínculos que existen en ella. Mi información personal es mía, y debería ser capaz de poder compartirla si quiero en otras redes sociales.

P:¿Algo así como la iniciativa OpenSocial?

R:Eso es lo que están tratando de hacer. Nosotros queremos ayudar en problemas que surgen, cómo compartir los datos de las identidades en la Web sin violar la privacidad, y lograr que cada uno pueda tener el control de su propia identidad de una manera fácil. Lo cierto es que mucha gente tiene esta misma idea, y la gran pregunta es qué tecnología será al final la que permita algo así.

P:Para terminar, ¿Cuál es su principal cometido como presidente del W3C?

R:Bueno, mi principal tarea es tratar de difundir y educar en todo cuanto el Consorcio trabaja. Sobre todo, animar a utilizar la tecnología que desarrollamos.

Vía el mundo.es | por PABLO ROMERO

ENTREVISTA: MARIO BUNGE Filósofo y físico. Heidegger & la crisis Económica en USA

Las frases de Heidegger son las propias de un esquizofrénico

Llega el primer volumen de su obra maestra, 'Tratado de filosofía
"Hay que educar a la gente desde la escuela instándola a no endeudarse"

Mario Bunge MARCEL·LÍ SÁENZ - 04-04-2008

El filósofo y físico Mario Bunge (Buenos Aires, 1919), profesor de Filosofía en la McGill University de Montreal, Canadá, y premio Príncipe de Asturias en 1982, pronunció el lunes una conferencia en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona, invitado por la Fundación Ernest Lluch. Precisamente estos días la editorial Gedisa publica el primer volumen de los ocho que conforman la obra maestra de Bunge, su Tratado de filosofía, escrito originariamente en inglés, como todos sus libros.

Bunge postula la aplicación del método científico al campo de la reflexión filosófica y se ha distinguido en su beligerancia contra las seudociencias -entre las que incluye al psicoanálisis y la homeopatía- y ha combatido corrientes filosóficas como el existencialismo, el posmodernismo y la hermenéutica.

Foto el Pais.es, Mario Bunge MARCEL·LÍ SÁENZ, 04-04-2008

Pregunta. ¿Qué le parece más reprochable de esas escuelas?

Respuesta. Por ejemplo, Heidegger tiene todo un libro sobre El ser y el tiempo. ¿Y qué dice sobre el ser? “El ser es ello mismo”. ¿Qué significa? ¡Nada! Pero la gente como no lo entiende piensa que debe ser algo muy profundo. Vea cómo define el tiempo: “Es la maduración de la temporalidad”. ¿Qué significa eso? Las frases de Heidegger son las propias de un esquizofrénico. Se llama esquizofacia. Es un desorden típico del esquizofrénico avanzado.

P. ¿Usted cree que Heidegger era un esquizofrénico?

R. No, era un pillo que se aprovechó de la tradición académica alemana según la cual lo incomprensible es profundo. Y por supuesto adoptó el irracionalismo y atacó a la ciencia porque cuanto más estúpida sea la gente tanto mejor se la puede manejar desde arriba. Por esto es por lo que Heidegger es el filósofo de Hitler, su protegido. Pero al mismo tiempo su seudofilosofía es tan abstrusa que no podía ser popular. De modo que al pueblo se le da una ideología crasa, del suelo, lo telúrico, la sangre, la raza. Y para la élite, fenomenología, existencialismo, esas cosas abstrusas que nadie entiende pero si usted dice que no entiende, pasa por tonto. Si quiere hacer carrera académica tiene que tratar de imitar a estos pillos, de lo contrario, se queda atrás…

La conferencia de Bunge en Barcelona trató sobre el estudio de los problemas desde el enfoque complejo, sistemista, que postula, es decir: desde la consideración de que todas las cosas son o un sistema o parte de un sistema; y que para estudiarlas hay que comprender cuatro elementos: su composición, su entorno, su estructura y su mecanismo. “Los objetos, lejos de ser simples, o de estar aislados, son siempre sistema o parte de un sistema”, explica. “Por eso tratar de entenderlos desde un punto de vista sectorial o, por el contrario, demasiado global, es condenarse al error, como aquella conductora que se lamentaba de que su coche funcionaba muy bien, pero, por algún oscuro motivo, se atascaba en el tráfico”.

Bunge señala que, aunque cualquier científico sabe que para comprender un objeto hay que estudiar los citados cuatro elementos, ningún diccionario filosófico, salvo el suyo, incorpora conceptos como sistema, y que eso explica que la filosofía de hoy vaya a la zaga de la ciencia y que cada filósofo sea o individualista o globalista: “Los unos ven los árboles, pero se les escapa el bosque; los otros ven el bosque, pero no los árboles”.

P. ¿Por qué critica usted la idea, tanto marxista como burguesa, y difundida en el sentido común, de que la economía es el asunto principal para el bienestar de las sociedades?

R. Como decía Stuart Mill, ningún problema económico tiene una solución puramente económica. Los grandes problemas son multifacéticos y no pueden ser arreglados solamente por políticos ni por economistas. Fíjese usted en la recesión norteamericana. ¿Causada por qué? Primero, por el hábito de consumir sin fijarse en la deuda. Y un problema político: la regulación de las tasas de interés era tan baja que permitió que la gente se endeudase por encima de su posibilidad de reembolsar su deuda. El norteamericano medio debe a su tarjeta de crédito, de promedio, 10.000 dólares. Casi todo lo que ha adquirido, casa, auto, nevera, etcétera, lo ha hecho a crédito. El presidente del Banco Central, ¿a qué recurre? Para desintoxicar, introduce más tóxico; es decir, está disminuyendo el tipo de interés para que la gente pueda pedir más dinero prestado. Empeora la situación. Es completamente suicida. ¡Y ésos son los presuntamente grandes economistas! No se dan cuenta de que se trata de un problema complejo. Hay que educar a la gente desde la escuela instándola a no endeudarse innecesariamente, que no tenga tarjetas de crédito, o sólo una. El único que vio esto claro fue el presidente Carter, que dijo: “No adquieran tarjetas de crédito, bajen la calefacción, consuman menos”. Fue una de las razones por lo que no le reeligieron, porque eso va contra las costumbres norteamericanas.

El interés de Bunge por la política como fenómeno sistémico ha centrado su último libro, Filosofía política. Un tomo “bastante grueso en el que me ocupo de la filosofía política, que me parece se halla en bastante mal estado porque ha estado en manos de ideólogos, muy poca gente científica, como Maquiavelo. Maquiavelo tiene mala fama por ser un técnico inescrupuloso, pero como estudioso del sistema político fue el primer científico, siguiendo a Aristóteles”.

P. En su conferencia parecía que su criticismo hacia la deriva de los grandes problemas de la humanidad apuntaba también motivos para el optimismo…

R. Un indicio positivo es el hecho de que exista medio millón de ONG volcadas, por lo menos en teoría, al bien común. Desarrollan un papel importante en países avanzados y también en algunos subdesarrollados, como la India, que está llena de cooperativas y de organizaciones de voluntarios. No digo que sea suficiente, pero cumplen un paso muy importante entre el individuo y la empresa privada. Yo tengo alguna experiencia sobre esto: en el año 38 ayudé a organizar la Universidad Obrera Argentina. Llegó a tener 1.000 alumnos. Funcionó cinco años y luego fue clausurada por el Gobierno dictatorial del 43. Lo que más molesta a una dictadura son precisamente las iniciativas individuales y colectivas que no están gobernadas ni por el gobierno ni por la empresa. Lo primero que muere con una dictadura son las organizaciones no gubernamentales

Vía El Pais.es, IGNACIO VIDAL-FOLCH – Barcelona – 04/04/2008

Otros Posts relacionados con Bunge en https://nopiedra.wordpress.com/category/bunge