Discurso Inaugural del Presidente Obama

Compatriotas:

He venido hoy aquí, humilde por la tarea que tengo ante vosotros, agradecido por la confianza que me habéis otorgado, consciente de los sacrificios de nuestros ancestros. Agradezco al presidente Bush su labor hacia nuestro país, así como la generosidad y cooperación que ha mostrado a lo largo de la transición. Cuarenta y cuatro estadounidenses han prestado el juramento presidencial. Se han pronunciado estas palabras durante olas de prosperidad y en las tranquilas aguas de la paz. Pero, de vez en cuando, el juramento se produce en momentos de nubarrones y feroces tormentas. En esos momentos, Estados Unidos ha salido adelante no sólo por la habilidad o visión de aquellos que ocupaban altos cargos, sino porque Nosotros, el Pueblo, nos hemos mantenido fieles a los ideales de nuestros ancestros y a nuestros documentos fundacionales. Así ha sido. Así debe ser con esta generación de estadounidenses. Es bien sabido que estamos en mitad de una crisis. Nuestro país está en guerra contra una red de violencia y odio a la que es difícil llegar. Nuestra economía está muy debilitada, consecuencia de la avaricia y la irresponsabilidad de algunos, pero también la población ha fallado al tomar malas decisiones a la hora de preparar al país para una nueva era. Se han perdido hogares, destruido empleos, se han cerrado negocios. Nuestro sistema de salud es demasiado costoso, nuestras escuelan fallan demasiado y cada día hay más evidencias de que la forma en que usamos la energía fortalece a nuestros adversarios y amenaza a nuestro

Estos son los indicadores de la crisis, sujetos a los datos y estadísticas. Menos cuantificable pero no por ello menos profundo es la socavación de la confianza en el país, un temor persistente de que la caída de EE UU sea inevitable y que la próxima generación deba disminuir sus expectativas. Hoy os digo que los desafíos que afrontamos son reales, son serios y son muchos. No serán superados fácilmente o en un corto período de tiempo. Pero sabed esto, EE UU los superará.

En este día, nos reunimos porque hemos escogido la esperanza sobre el miedo, la unidad de propósitos sobre el conflicto y la discordia. En este día, venimos a proclamar el fin de las quejas y las falsas promesas, las recriminaciones y los dogmas gastados que por mucho tiempo han ahogado a nuestros políticos. Seguimos siendo una nación joven, pero según las Escrituras, ha llegado el momento de dejar a un lado la inmadurez. Ha llegado el momento de reafirmar nuestro espíritu de permanencia, de escoger nuestra mejor historia, de llevar hacia delante ese precioso regalo, esa noble idea, que ha pasado de generación a generación: la promesa divina de que todos somos iguales, todos somos libres y todos merecemos una oportunidad de buscar la felicidad absoluta. Al reafirmar la grandeza de nuestro país, entendemos que la grandeza nunca es un regalo, que debemos ganarla. Nuestro viaje nunca ha sido de atajos o de conformarnos con menos. No ha sido el camino de los pusilánimes, de aquellos que prefieren la diversión al trabajo, o buscan solo los placeres de los ricos y la fama. Ha sido el de los que toman riesgos, de los emprendedores, de los que crean cosas, algunos conocidos pero la mayoría son hombres y mujeres desconocidos en su labor que nos han llevado por el largo y duro camino hacia la prosperidad y la libertad.

Por nosotros, ellos recogieron sus pocas posesiones y atravesaron océanos en busca de una nueva vida. Por nosotros, trabajaron duro y se establecieron en el oeste, soportaron el látigo y sembraron en terrenos áridos. Por nosotros, combatieron y murieron en lugares como Concord y Gettysburgo, Normandía y Khe Sahn. Una y otra vez, esos hombres y mujeres lucharon y se sacrificaron y trabajaron hasta que sus manos estuvieron rotas para que pudiésemos tener una vida mejor. Ellos vieron a un EE UU tan grande como la suma de nuestras ambiciones individuales, mayor que todas las diferencias de nacimiento o riqueza o facción.

Éste es el viaje que continuamos hoy. Seguimos siendo la nación más poderosa y próspera de la Tierra. Nuestros trabajadores no son menos productivos que antes de que comenzara la crisis. Nuestras mentes no son menos imaginativas, nuestros bienes y servicios se necesitan igual que la semana pasada o el mes pasado o el año pasado. Nuestras capacidades siguen sin disminuir. Pero nuestro tiempo de mantenernos sin cambiar, de proteger nuestros reducidos intereses y de posponer las decisiones poco placenteras, ese tiempo ha pasado. A partir de hoy, debemos reactivarnos, sacudirnos el polvo y comenzar a trabajar para rehacer EE UU.

Allá donde miramos hay trabajo que hacer. El estado de nuestra economía exige acciones, rápidas y drásticas, y actuaremos, no sólo para crear nuevos empleos, sino para establecer una nueva base de crecimiento. Construiremos puentes y caminos, redes eléctricas y líneas digitales que impulsen nuestro comercio y nos unan. Restauraremos la ciencia y la pondremos en su justo lugar y enarbolaremos las maravillas tecnológicas para elevar la calidad de la salud y bajar sus costes. Aprovecharemos el sol y el viento y el suelo como combustible para nuestros coches y fábricas. Transformaremos nuestras escuelas y universidades para cubrir las demandas de una nueva era. Todo esto lo podemos hacer. Y todo esto es lo que haremos.

Ahora, existen quienes se preguntan por el alcance de nuestras ambiciones, quienes sugieren que nuestro sistema no puede asumir planes demasiado grandes. Sus recuerdos son escasos. Ellos han olvidado lo que este país ya ha hecho, lo que hombres y mujeres libres pueden alcanzar cuando la imaginación se une con propósitos comunes y la necesidad del coraje.

Los que los cínicos no pueden entender es que el suelo bajo sus pies ha cambiado, que los argumentos políticos rancios que nos han consumido por tanto tiempo ya no son aplicables. La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno es muy grande o muy pequeño, sino si trabaja, si ayuda a las familias a encontrar empleo con un salario decente, un sistema de salud que pueden costear, una jubilación digna. Donde la respuesta es sí, intentamos seguir adelante. Donde la respuesta es no, los programas terminarán. Y aquellos de nosotros que manejamos el dinero público tendremos que rendir cuentas, gastar sabiamente, reformar malos hábitos y hacer nuestros negocios abiertamente, porque solo entonces podemos restaurar la confianza vital entre la gente y su gobierno.

Tampoco es para nosotros una pregunta de si el mercado es una fuerza del bien o del mal. Su poder de generar riqueza y expandir la libertad no tiene comparación, pero la crisis nos ha recordado que sin un ojo observador, el mercado puede salirse del control, y que un país no puede prosperar mucho tiempo cuando favorece sólo a los prósperos. El éxito de nuestra economía siempre ha dependido no solo del tamaño de nuestro producto interior bruto, sino en el alcance de nuestra prosperidad, en nuestra habilidad de extender las oportunidades a cada corazón dispuesto, no por caridad sino porque es la ruta más segura para nuestro bien común.

En cuanto a nuestra defensa común, rechazamos como falsa la opción entre nuestra seguridad y nuestros ideales. Nuestros Padres Fundadores, que afrontaron peligros que poco podemos imaginar, diseñaron un capítulo para asegurar el gobierno de la ley y de los derechos del hombre, un capítulo extendido por la sangre de generaciones. Esos ideales aún iluminan el mundo, y no renunciaremos a ellos por el bien de la conveniencia. Y para todo el resto de la gente y los gobiernos que nos están viendo hoy, desde las grandes capitales a la pequeña aldea donde nació mi padre: sabed que EE UU es amigo de todos los países y de todos los hombres, mujeres y niños que buscan un futuro de paz y dignidad, y que estamos listos para liderar una vez más.

Recordad que generaciones anteriores derrotaron el fascismo y el comunismo no solo con misiles y carros de combate, sino con alianzas sólidas y convicciones duraderas. Entendieron que nuestro poder por sí solo no puede protegernos, ni nos da la libertad de hacer lo que queramos. En cambio, sabían que nuestro poder crece mediante su uso prudente, nuestra seguridad emana de la justicia de nuestra causa, la fuerza de nuestro ejemplo, de las cualidades atenuadas de la humildad y la moderación.

Somos los conservadores de este legado. Guiados por estos principios una vez más, podemos afrontar esas nuevas amenazas que demandar incluso esfuerzos mayores, una mayor cooperación y entendimiento entre los países. Comenzaremos con traspasar responsablemente Irak a sus pobladores y forjar una paz duramente ganada en Afganistán. Con viejos amigos y ex enemigos, trabajaremos incansablemente para disminuir la amenaza nuclear y el espectro del calentamiento del planeta. No nos disculparemos por nuestro modo de vida, ni bajaremos nuestras defensas y para quienes buscan avanzar en sus intentos por inducir el terror y la matanza de inocentes, os decimos que nuestro espíritu es más fuerte y no puede romperse, no pueden sobrevivirnos y os derrotaremos.

Porque sabemos que nuestra herencia diversa es una fortaleza, no una debilidad. Somos una nación de cristianos y musulmanes, judíos e hindúes y de no creyentes. Estamos modelados por todos los idiomas y culturas, atraídos de cada rincón de esta tierra, y como hemos probado el trago amargo de la guerra civil y la segregación y emergió de ese capítulo oscuro más fuerte y más unido, no podemos evitar el creer que los viejos odios pasarán algún día, que las líneas de las tribus pronto serán disueltas, de que a medida que el mundo se hace más pequeño, nuestra humanidad común se revelará y que EE UU debe jugar su papel en marcar el comienzo de una nueva era de paz.

Al mundo musulmán, buscamos una nueva forma de salir adelante, en base a nuestros intereses y respeto mutuos. A los líderes mundiales que buscan sembrar conflicto o culpar de los males de su sociedad a Occidente, sepan que su gente los juzgará por lo que puedan construir, no por lo que destruyen. A quienes se aferran al poder a través de la corrupción y el engaño y silencian a los disidentes, sepan que estáis en el lado incorrecto de la historia, pero que extenderemos una mano si estáis dispuestos a deshacer el puño.

A la gente de los países pobres, prometemos trabajar juntos para hacer que sus granjas prosperen y permitir que fluyan las aguas limpias, para alimentar los cuerpos famélicos y las mentes hambrientas. Y a aquellas naciones como la nuestra que disfrutan de relativa abundancia, decimos que no podemos afrontar más la indiferencia de los que sufren fuera de nuestras fronteras, ni podemos consumir los recursos del mundo sin tomar en cuenta sus efectos. Porque el mundo ha cambiado, y debemos cambiar con él.

Mientras analizamos el camino que se presenta ante nosotros, recordamos con humilde gratitud a aquellos estadounidenses valientes quienes, en este mismo momento, patrullan lejanos desiertos y distantes montañas. Ellos tienen algo que decirnos hoy, así como los héroes caídos que yacen en Arlington nos susurran a través del tiempo. Os honramos no solo porque sois los guardianes de nuestra libertad, sino porque encarnáis el espíritu del servicio, la disposición a encontrar significado a algo más grande que vosotros mismos. Y es en este momento, un momento que definirá una generación, cuando este espíritu debe englobarnos a todos.

Porque por mucho que el gobierno pueda y deba hacer, es finalmente en la fe y la determinación de los estadounidenses en lo que descansa este país. Es la amabilidad con que tratamos a un extraño cuando se rompe la presa, el altruismo de los trabajadores que prefieren recortar sus horas en vez de ver a un amigo perder su empleo lo que nos hace ver a través de nuestras horas oscuras. Es el coraje del bombero de lanzarse por una escalera llena de humo, pero también de la disposición de los padres de criar a un niño lo que finalmente decide nuestro destino.

Nuestros desafíos pueden ser nuevos. Los instrumentos con los que los afrontamos pueden ser nuevos. Pero esos valores sobre los que depende nuestro éxito -el trabajo duro y la honestidad, el valor y el juego limpio, la tolerancia y la curiosidad, la lealtad y el patriotismo- esas son cosas viejas. Esas cosas son verdaderas. Ellas han sido la fuerza subyacente del progreso a lo largo de la historia. Lo que se pide entonces es un retorno de esas verdades. Lo que requerimos ahora es una nueva era de responsabilidad, un reconocimiento, de parte de cada estadounidense, de que tenemos deberes hacia nosotros mismos, a nuestro país y el mundo, deberes que no aceptamos a regañadientes sino mas bien con alegría, firmes en el conocimiento de que no hay nada más satisfactorio para el espíritu, tan definidor de nuestra personalidad, que dar todo lo que podamos ante una tarea difícil.

Este es el precio y la promesa de la ciudadanía.

Esta es la fuente de nuestra confianza, el conocimiento de que Dios nos llama para delinear un destino incierto.

Este es el sentido de nuestra libertad y credo, el porqué hombres y mujeres y niños de todas las razas y creencias pueden unirse en celebración en este magnífico Mall, y el porqué un hombre cuyo padre hace menos de 60 años pudo no haber trabajado en un restaurante local, está hoy aquí para tomar el juramento más sagrado.

Así que marquemos este día con recuerdo, de quienes somos y cuan lejos hemos llegado. En el año de nacimiento de EE UU, en los meses más fríos del año, una pequeña banda de patriotas se acurrucan cerca de fogatas languidecientes a las orillas de un río congelado. La capital fue abandonada. El enemigo avanzaba. La nieve se mezclaba con la sangre. En ese momento cuando el resultado de nuestra revolución pendía de un hilo, el padre de nuestra nación ordenó que se leyeran estas palabras:

“Informad al mundo futuro… que en las profundidades del invierno, cuando nada sino la esperanza y la virtud pueden sobrevivir… que la ciudad y el país, alarmado ante un peligro común, han salido al frente para hacerle frente”.

EEUU. A las puertas de nuestros peligros comunes, en este invierno de nuestras privaciones, recordemos estas palabras eternas. Con esperanza y virtud, afrontemos una vez más las corrientes heladas, y hagamos frente a lo que traiga la tormenta. Que los hijos de nuestros hijos digan que cuando fuimos puestos a prueba, rehusamos dejar que este viaje termine, que no volvimos atrás, que no fallamos y con los ojos fijos en el horizonte y con la gracia de Dios, llevamos adelante el gran regalo de la libertad y lo entregamos de forma segura a las futuras generaciones.

Anuncios

Free Online Trial to all SAGE Journals until May 31, 2008

Creo que estaremos de acuerdo en que los mejores papers están en Inglés y son de pago, lo primero no es problema, pero lo segundo muchas veces trunca.  Pues bien, hoy me topo con una sorpresa agradable, saber que SAGE Journals esta probando hasta el 31 de mayo acceso libre a todos los papers que tiene almacenado.  

Unos datos sobre SAGE Journals

SAGE publishes more than 485 journals in Business, Humanities, Social Sciences, and Science, Technology and Medicine.

SAGE Journals Online is the delivery platform that provides online access to the full text of individual SAGE journals. The SAGE Full-Text Collections, SAGE’s award-winning, discipline-specific research databases, are also available on SAGE Journals Online. Click here for more information.

 

La Banner dice:

Free Online Trial to all SAGE Journals until May 31, 2008.

e incluye un Global Free Trial, Click para registrarse

Click here to register today!
 

 

Yo me registre y he descargado varios artículos, los que lean este post aprovechen!!

 

Por qué lo hacen?

AGE and the Professional Scholarly Publishing (PSP) division of the Association of American Publishers are pleased to announce SAGE Journals Online, SAGE’s online journal delivery platform, has won the 2007 PSP Award for Excellence for best platform.
To celebrate, SAGE is offering free online access to more than 485 journals available on SAGE Journals Online. Simply register below and your online trial will include unlimited full-text access to current and back content in the disciplines listed below.

REGISTER NOW AS THE TRIAL ENDS MAY 31, 2008!

Fidel Castro renunció al cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe

“Les comunico que no aspiraré ni aceptaré -repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe”, dijo Fidel Castro en un mensaje que publica hoy el diario oficial ‘Granma‘.

Este es el anuncio de Fidel Castro, a sus 81 años, en un escrito al diario oficial ‘Granma’, cargo que ostenta desde sus días de guerrillero en Sierra Maestra. Fidel Castro ha sido blanco de 640 planes de sus enemigos para matarlo, según su servicio de seguridad, con puros envenenados, explosivos, balas de fusil o bellas espías, Ni EEUU, ni sus enemigos internos, ni siquiera la caída de la URSS hace casi tres décadas, pudieron apartarle del poder durante más de 49 años. Hoy, una larga enfermedad y su “conciencia” le han obligado a decir ‘adiós’. En su mensaje al pueblo cubano, de alguna manera al Sur y al mundo, Fidel explica sin dramatismo que traicionaría a su conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no está en condiciones físicas de ofrecer.

 

Entiendo que Fidel Castro renuncia a la presidencia del Consejo de Estado y como Comandante en Jefe de las FAR pero no a la secretaría general del Partido Comunista de Cuba. El octogenario Comandante en Jefe comenta en su carta que no le agrada complacer al adversario “que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí”.

Por la informaciones que lleganla isla ha seguido funcionando normalmente a pesar de la carta de Fidel Castro, los cubanos se han ido preparando para esta decisión y para la ausencia definitiva del comandante. En otros lugares del mundo, las celebraciones no se han heho esperar, especialmente de parte de Bush, de la gente de Miami. Pero creo que al Comandante sólo lo releva, lo jubila Fidel. Aunque el mismo Fidel, se reconozca enfermo y diga lo contrario, seguirá siendo hasta que se muera el único Comandante en Jefe de Cuba. El mundo podemos decir lo que querrámos, sin embargo es el pueblo cubano quien ha ido y va haciendo su historia.

Por ser un hito histórico, replico la carta de Fidel Castro al pueblo de cuba.

Queridos compatriotas:

Les prometí el pasado viernes 15 de febrero que en la próxima reflexión abordaría un tema de interés para muchos compatriotas. La misma adquiere esta vez forma de mensaje.

Ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su Presidente, Vicepresidentes y Secretario.

Desempeñé el honroso cargo de Presidente a lo largo de muchos años. El 15 de febrero de 1976 se aprobó la Constitución Socialista por voto libre, directo y secreto de más del 95% de los ciudadanos con derecho a votar. La primera Asamblea Nacional se constituyó el 2 de diciembre de ese año y eligió el Consejo de Estado y su Presidencia. Antes había ejercido el cargo de Primer Ministro durante casi 18 años. Siempre dispuse de las prerrogativas necesarias para llevar adelante la obra revolucionaria con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo.

Conociendo mi estado crítico de salud, muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de Presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del Primer Vicepresidente, Raúl Castro Ruz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud.

Era incómoda mi posición frente a un adversario que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí y en nada me agradaba complacerlo.

Más adelante pude alcanzar de nuevo el dominio total de mi mente, la posibilidad de leer y meditar mucho, obligado por el reposo. Me acompañaban las fuerzas físicas suficientes para escribir largas horas, las que compartía con la rehabilitación y los programas pertinentes de recuperación. Un elemental sentido común me indicaba que esa actividad estaba a mi alcance. Por otro lado me preocupó siempre, al hablar de mi salud, evitar ilusiones que en el caso de un desenlace adverso, traerían noticias traumáticas a nuestro pueblo en medio de la batalla. Prepararlo para mi ausencia, sicológica y políticamente, era mi primera obligación después de tantos años de lucha. Nunca dejé de señalar que se trataba de una recuperación “no exenta de riesgos”.

Mi deseo fue siempre cumplir el deber hasta el último aliento. Es lo que puedo ofrecer.

A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré- repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe.

En breves cartas dirigidas a Randy Alonso, Director del programa Mesa Redonda de la Televisión Nacional, que a solicitud mía fueron divulgadas, se incluían discretamente elementos de este mensaje que hoy escribo, y ni siquiera el destinatario de las misivas conocía mi propósito. Tenía confianza en Randy porque lo conocí bien cuando era estudiante universitario de Periodismo, y me reunía casi todas las semanas con los representantes principales de los estudiantes universitarios, de lo que ya era conocido como el interior del país, en la biblioteca de la amplia casa de Kohly, donde se albergaban. Hoy todo el país es una inmensa Universidad.

Párrafos seleccionados de la carta enviada a Randy el 17 de diciembre de 2007:

“Mi más profunda convicción es que las respuestas a los problemas actuales de la sociedad cubana, que posee un promedio educacional cercano a 12 grados, casi un millón de graduados universitarios y la posibilidad real de estudio para sus ciudadanos sin discriminación alguna, requieren más variantes de respuesta para cada problema concreto que las contenidas en un tablero de ajedrez. Ni un solo detalle se puede ignorar, y no se trata de un camino fácil, si es que la inteligencia del ser humano en una sociedad revolucionaria ha de prevalecer sobre sus instintos.

“Mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir.

“Pienso como Niemeyer que hay que ser consecuente hasta el final.”

Carta del 8 de enero de 2008:

“…Soy decidido partidario del voto unido (un principio que preserva el mérito ignorado). Fue lo que nos permitió evitar las tendencias a copiar lo que venía de los países del antiguo campo socialista, entre ellas el retrato de un candidato único, tan solitario como a la vez tan solidario con Cuba. Respeto mucho aquel primer intento de construir el socialismo, gracias al cual pudimos continuar el camino escogido.”

“Tenía muy presente que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”, reiteraba en aquella carta.

Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo.

Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la Revolución. Algunos casi niños se incorporaron a los combatientes de las montañas y después, con su heroísmo y sus misiones internacionalistas, llenaron de gloria al país. Cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo. Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución.

El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo.

No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título “Reflexiones del compañero Fidel” . Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso.

Gracias

Fidel Castro Ruz

18 de febrero de 2008

5 y 30 p.m.

help

Banner Loxa Blogger 2007

Paulina Vélez (negra) es quien está diseñando el material que estamos usando en el Loxa Blogger 2007, aqui una muestra del banner con el que promocionamos el evento.

Por favor, si vas a postear sobre este en evento en tu blog/flickr/youtube/slideshare/del.icio.us/etc, por favor incluye la etiqueta (tag) “loxab07″.

Actualizada imagen

afiche loxa bloggers 2007

Otras fotos

Lee el resto de esta entrada »

Wikipedia vs Brockhaus el Conocimiento Colaborativo gana nuevamente

En Alemania, la Wikipedia supera en calidad a la prestigiosa enciclopedia Brockhaus

En el 2005, los enciclopedistas miraban por debajo del hombro a la iniciativa de generar una enciclopedia colaborativa de calidad a través de la wikipedia, sin dueño específico, sin escritores a sueldo, basado en ingeniería humana, con uns estructura horizontal, confianza, apertura, libertad, y con un sistema humano de edición. La prueba de fuego se dió cuando se comparó a la wikipedia con la enciclopedia británica: un “hippie” con un “intelectual”, los resultados fueron positivos para la wikipedia. Aquí algunos links producto del debate que se generó con aquel test:

Study: Wikipedia as accurate as Britannica y Daniel Terdiman Staff Writer, CNET News.com Published: December 15, 2005, 3:35 PM PST

Wikipedia – can we really trust it in the long-term drdavid hill Aug 5, 2007, 7:13 AM PDT

Valid Reference due to history! RobertRFreeman Dec 27, 2005, 8:16 AM PST

Wikipedia vs Britannica: it’s not as simple as it seems. perspective16 Dec 18, 2005, 5:05 PM PST

Missing the Point Decoy256 Dec 18, 2005, 1:53 PM PST

Britannica vs Wilipedia Uncle Frank Dec 18, 2005, 3:36 AM PST

The Whole is Greater Than Its Individual Parts mgrey Dec 16, 2005, 7:55 AM PST

Earl Benser: Eat Humble Pie Soupir Dec 16, 2005, 7:09 AM PST

How To Improve Wikipedia JonathanGCohen Dec 16, 2005, 5:02 AM PST

Whoever said Wikipedia was accurate anyway? jerseyrich Dec 15, 2005, 6:25 PM PST

Wikipedia vs. IRS Redoran Dec 15, 2005, 5:09 PM PST

Wikipedia is the best, hands down PCCRomeo Dec 15, 2005, 4:58 PM PST

Ahora la prueba se da entre la wikipedia y la enciclopedia alemana Brockhaus, la wikipedia demuestra su superioridad: Agilidad en la actualización, costo. Aquí la nota desde adn.es:

En Alemania, la Wikipedia supera en calidad a una prestigiosa enciclopedia

Un estudio comparado sobre 50 artículos, realizado por expertos del Servicio de Información Científica de Colonia, asigna a la enciclopedia colaborativa mejor nota que a una convencional

EFE Berlín

La versión alemana de la enciclopedia digital Wikipedia, cuyos textos son escritos por los usuarios, ha superado en calidad a la edición digital de la célebre enciclopedia Brockhaus cuya primera edición fue en 1809 (para conocer a brockhaus), en un test realizado por expertos del Servicio de Información Científica de Colonia. El test fue hecho a petición de la revista Stern, que publica los sorpresivos resultados en su edición en alemán.

Die Wikipedia siegte im Test in vier von fünf Kategorien

Foto: stern.de

Los expertos examinaron cincuenta artículos de cada una de las dos enciclopedias de las áreas política, economía, ciencia, cultura, entretenimiento, geografía, historia y religión. Los artículos fueron evaluados teniendo como criterios su corrección, exhaustividad, actualidad e inteligibilidad y se calificaron con las notas del sistema escolar alemán en el que la mejor calificación es un 1 y la peor calificación es un 6.

La versión alemana de Wikipedia alcanzó una nota promedio de 1,7, mientras que la edición digital de Brockhaus -cuyos artículos son actualizados permanentemente, según la editorial- tuvo una nota promedio del 2,7.

Más rápida y mejor

En 43 de los 50 artículos Wikipedia obtuvo mejores notas que Brockhaus, mientras que la tradicional enciclopedia alemana sólo logró imponerse en seis artículos y en otro hubo un empate. Wikipedia logró sumar puntos especialmente en cuestiones de actualidad, como un artículo sobre el tenor Luciano Pavarotti que la enciclopedia electrónica actualizó el mismo día de su muerte. La edición de Brockhaus, en cambio, todavía no había registrado la muerte de Pavarotti a fecha del 2 de diciembre.

Los artículos de Wikipedia también fueron considerados en su mayoría como más correctos que los de Brockhaus, lo que es considerado por Stern, como algo sorprendente, puesto que mientras los primeros son escritos por usuarios casuales los segundos son obra de profesionales pagados.

Sólo en cuanto a la inteligibilidad los artículos de Brockhaus fueron considerados superiores. Muchos de los artículos de Wikipedia fueron calificados como demasiado complicados para lectores no especializados.

Vía adn.es: En Alemania, Wikipedia supera en calidad a una prestigiosa enciclopedia

Lo que Ecuador debe aprender de la China

View A Glimpse of the World's map

Photo Credit, vía Flickr: Uploaded on August 18, 2006 by A Glimpse of the World

En esta semana en UTPL, la directora de relaciones internacionales, presentó un informe sobre su visita a universidades chinas, creo que es la primera persona de UTPL que visita oficialmente ese país, quedamos gratamente impresionados.

Además el presidente Correa en su visita a la China, en esta semana, propuso establecer a Manta (en uso militar americano hasta el 2009) como el punto de coordinación entre Latinoamérica y la China, es decir hacer de Manta un Aeropuerto Interconental, lo que a mi modo de ver no solo generaria turismo y comercio, sino que promovería el vínculo académico y científico. Verdaderamente tengo mucha espectativa de esto.

En el campo de la investigación, China esta creciendo de forma impresionante, a continuación la Ciencia y Tecnología China en números:

China ocupa el segundo lugar en publicaciones de Ciencia y Tecnología, los Porcenajes

Los tigres asiáticos, especialmente los chinos no dejan de sorprender al mundo. China superó a Japón y el Reino Unido al convertirse en el segundo productor mundial de artículos -papers- de investigación científica en el 2006, segundo lugar de los Estados Unidos.
El Institute of Science and Technology Information of China (ISTIC) publicó el 15 de noviembre su anuario de estadísticas de papers de ciencia y tecnología ( science and technology S&T).

Lee el resto de esta entrada »

Foto-Manía es el Mejor Weblog 2007 también ganó La abuela Blogguer

El jurado de los Premios Internacionales de Blogs 2007 de Deutsche Welle dio a conocer los ganadores de las 15 categorías del concurso. De entre los diez finalistas en la categoría de “Mejor Weblog“, el premio se lo llevó el blog de Bielorrusia “Foto-Manía“, este blog se trata de una visión personal e irónica de la realidad en Bielorrusia. La mayoría de los post son fotos en blanco y negro que representan escenas de la vida cotidiana en Minsk.

Aqui dos post de ejemplo del ganador 2007.

Walking round Moscow

Construction of the underground.

Y para los bloggues del habla hispana el premiado fue A mis 95 años / 95 years old blogger

Mejor Weblog en Español
Blog screenshot   Título : A mis 95 años
  Autor : María Amelia
  Fecha : 2007-01-06
 
         
 
 

Amigos de Internet, hoy cumplo 95 años. Me llamo María Amelia y nací en Muxía (A Coruña) el 23 de Diciembre de 1911. Hoy es mi cumpleaños y mi nieto como es muy cutre me regalo un blog. Espero poder escribir mucho y contaros las vivencias de una señora de mi edad.

Después de un año de postear María Amelia (a quien le encantan las películas: lo que el viento se llevo, el danubio azul), a sus casi 96 años, es la blogguera más famosa de mayor edad entre los bloggueros hispanos, la superabuela resulta un ejemplo para quien piensa que ya no tiene nada que hacer, decir o enseñar. María Amelia, obtuvo el premio The BOBs -best of blog- a mejor blog en español. Hoy Amelia con un post genera un puente, un diálogo precioso, y me pregunto cuándo ya subiremos la tasa de esperanza de vida los que somos mortales, 100 años parece mucho pero creo que es poco para hacer el bien.

Otros ganadores

Premios del jurado 2007
Premios de los usuarios 2007