La colina de la vida

Y la vida es: una rosa es una rosa, es una rosa es una rosa.

  

Casi casi nada me resulta pasajero
todo prende de mis sueños
y se acopla en mi espalda
y así subo muy tranquilo la colina
de la vida. 

Nunca me creo en la cima o en la gloria, 
eso es un gran fantasma
creado por generaciones pasadas, 
atascado en el camino de la vida. 

La realidad duerme sola en un entierro
y camina triste por el sueño del más bueno. 
La realidad baila sola en la mentira
y en un bolsillo tiene amor y alegrías, 
un dios de fantasías, 
la guerra y la poesía. 

Tengo de todo para ver y creer, 
para obviar o no creer
y muchas veces me encuentro solitario
llorando en el umbral de la vida. 

Busco hacer pie en un mundo al revés
busco algún buen amigo
para que no me atrape algún día, 
temiendo hallarla muerta
a la vida. 

La realidad duerme sola en un entierro
y camina triste por el sueño del más bueno. 
La realidad baila sola en la mentira
y en un bolsillo tiene amor y alegrías, 
un dios de fantasías, 
la guerra y la poesía.

La Colina de la Vida, León Gieco

Publicado en 2.0. Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: