¿qué lobo alimentaré?

Tiempo atrás  conocí sobre un cuento cherokee con el que  inmediatamente identifiqué mis caminatas y puntos de bifurcación más íntimos: los que he vivido, los que están y los de después.

Comparto el cuento como si fuese una botella al mar:

lobo visto en la capilla sixtina - Roma

lobo visto en la capilla sixtina - Roma

Un anciano Cherokee contaba a su nieto acerca de la lucha que se desarrollaba dentro de sí mismo. Ésta era entre dos lobos…
Uno es diabólico: iracundo, lujurioso, arrogante, mentiroso, falso predicador, vanidoso, resentido, ladrón, abusador y asesino.
El otro es bueno: pacífico, amoroso, sereno, humilde, generoso, compasivo, fiel, bondadoso, benevolente y honesto”.
El nieto, después de unos minutos de reflexión, preguntó a su abuelo: “¿Y qué lobo ganará?”


El anciano
Cherokee simplemente respondió:
“El que yo alimente”.

(Cuento Cherokee)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: