Universidad Exámenes Latinoamerica – Propuesta Bunge

Mario Bunge se Declaró Enemigo de los Exámenes

En esta semana, por razones operativas, se tuvo que adelantar la “semana” de exámenes presenciales y percibí el nerviosismo, frustración, angustia de estudiantes universitarios que se ven enfrentados a una semana de ruleta rusa que estamos intentado cambiar, reducir, en la UTPL, en particular en la Escuela de Ciencias de la Computación a través de un sistema de acreditación basado en competencias en el que se sume sinérgicamente conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para soñar, para desarrollar adecuadamente acciones o procesos intelectuales propios del desempeño personal y profesional.

En este sentido, examinando mi propio comportamiento como docente, me “hago acuerdo” que la labor del profesor es de un investigador estudioso que es capaz de levantar pasión por el trabajo académico universitario con su ejemplo y motivación. La universidad en general no puede reducir la acreditación de sus profesionales a través de un o unos exámenes sino por el contrario, al esfuerzo apasionado diario que se debe desarrollar en los centros de investigación, las aulas y el campus en general. El caso de UTPL, puede resultar interesante en su afán de hacer de los estudiantes Profesionales en Formación: que trabajen y no que hagan “prácticas”, que aprendan a aprender durante toda la vía y no sólamente para los exámenes. La pasión que se logre transmitir en las aulas se reflejará en la autonomía personal y profesional.

Es urgente que todos los universitarios estemos motivados y orientados; que venzamos el pensamiento de mínimos en el que se estudia lo justo y necesario para aprobar el “examen presencial”, de mala gana, posiblemente diciendo “viejo podrido” al profe. Yo mismo veo a algunos de mis colegas docentes y otros que he conocido en congresos, que acuden a las aulas con desgana y en sus tarjetas de presentación escondiendo su rol de docente. En cualquier pueblo, antes, el profesor era una de las personas más respetadas, junto con el médico, el cura y el dueño del almacén de la esquina, ahora a los colegas les da verguenza decir que son maestros, cuando en mucho ellos mismo han sido responsables de su mala fama, de su aislamiento.

Finalmente, comento que en el marco de la 15 reunión anual de OUI, se hizo la entrega del Premio Interamérica al Profesor Mario Bunge (a quien empecé a leer hace unos años y tuve el honor de conocer en persona a finales del 2005 en Quito en un congreso de sistémica) -que por prescripción médica no pudo viajar a Loja, pero envió a su hijo Carlos Bunge, un hombre muy sencillo que vive en méxico y trabaja como científico entre la química y la física-

Recordé a Mario Bunge en una entrevista que le hicieron en relación a las universidades y los exámenes, varias de sus ideas fundamentan los cambios que estamos incluyendo en nuestra Escuela de Ciencias de la Computación.

 

Bungeanos con la placa de premio a Mario Bunge en OUI

Con Carlos Bunge, hijo de Mario Bunge, quien recibió el premio interamérica. Para mi sorpresa, Carlos Bunge vino junto a su hijo, un niño, conduciendo un aruto rentado -por el problema aéreo de Iberia- más de 650 Km en auto, desde Quito a Loja, sin mayor ayuda que un mapa. Un honor conocerlo

Las universidades latinoamericanas son fábricas de diplomas

El filósofo argentino considera que el objetivo de la educación no es evaluar la capacidad de memorizar para rendir exámenes, sino aprender resolviendo problemas, investigando y buscando información. “La evaluación en la universidad tendría que ser como en la escuela primaria, con un seguimiento diario”.

En una reciente nota publicada en las páginas de opinión de La Nación, el físico y filósofo argentino Mario Bunge examinó a fondo el problema de los exámenes universitarios. “Son una sesión de tortura”, sentenció sin rodeos.

En diálogo telefónico desde Montreal, donde se desempeña como docente en la McGill University, Bunge fue más allá de la mera condena a las pruebas anuales y extendió su severo juicio a otros aspectos de la educación.

Autor de más de 30 libros, miembro de la Academia Internacional de Filosofía de las Ciencias, Bunge ganó, en 1982, el premio Príncipe de Asturias en Comunicación y Humanidades.

Durante la charla, Bunge centró la acerada ferocidad de su crítica en las universidades argentinas y latinoamericanas: “Un fracaso completo”. El pensador argentino está radicado en Canadá y reveló que desde que se expatrió, en 1963, no ha tomado exámenes, pese a que nunca dejó de enseñar. Convencido de que las pruebas deben concebirse como oportunidades para informarse, pensar y lucirse, su premisa es provocar en los alumnos un estímulo para el aprendizaje.

Resolver problemas

-Usted se manifestó resueltamente en contra de los exámenes ¿Son acaso la ruina de la educación?

-No son el único problema. Pero el objetivo de la educación no es evaluar la capacidad de memorizar para rendir exámenes, sino aprender resolviendo problemas, buscando información, haciendo frente a situaciones nuevas. La forma de evaluar en la Universidad tendría que ser
como en la escuela primaria, con un seguimiento diario, con los deberes de todos los días.

-En un examen bastante accesible de la Universidad de La Plata fracasó 85% de los alumnos que pretendían estudiar Derecho. ¿Dónde pudo estar la falla?

-Si el examen fue fácil, el Ministerio de Educación, que nunca fue de avanzada, tendrá que abrir los ojos y reconocer el papelón que ha venido haciendo. Los alumnos salen de secundaria sin el mínimo de conocimientos necesarios para avanzar en sus estudios.

-¿Cómo se evalúa a los estudiantes universitarios en Canadá?

-En mi universidad se puede elegir el sistema de evaluación. La mayoría de los profesores termina eligiendo los exámenes, en especial cuando las clases son muy concurridas. Pero no existe el fenómeno del estudiante argentino que se presenta a exámenes y el resto del año no hace nada.
Eso es típico de carreras como Derecho y Economía. En general, las universidades latinoamericanas son fábricas de diplomas; no se hace investigación.

-¿Es posible estimular el gusto por aprender? ¿No depende de la personalidad de cada uno?

-Se pueden hacer preguntas en clase, excitar la curiosidad, hablar de los últimos descubrimientos. Sería estimulante referirse a hechos cotidianos, recientes, conocidos por todos. En Derecho, por ejemplo, sería bueno debatir casos que estén en las noticias. ¿Cómo resolverían el caso? ¿Qué
leyes se deberían aplicar? Los que no se entusiasman con los temas actuales están en la carrera equivocada.

-Tal parece que el gusto, la vocación y el buen rendimiento académico están entrelazados.

-Si no hay interés, el aprendizaje se hace desagradable. Los alumnos argentinos están desmotivados, desorientados. Se estudia lo justo y necesario para aprobar el examen, y de mala gana. De todas maneras, la mayoría deja la carrera por la mitad, a un costo enorme para el país.

Los mismos docentes van a enseñar sin ganas. Trabajan varios turnos y no tienen tiempo para perfeccionarse. Antes, en los pueblos, el maestro era una de las personas más respetadas, junto con el médico y el boticario. Ahora están mal pagos y peor considerados.

Invasión Irracional

-¿Dónde se hace más evidente la ausencia de estímulos a los estudiantes?
¿En la primaria, la secundaria o la Universidad?

-No recuerdo haber tenido un solo maestro o profesor que llevara un recorte de diario para discutir en clase en ninguno de los tres niveles que cursé en la Argentina. La forma de enseñar es tradicional, premoderna. Mientras tanto, las facultades de humanidades han sido invadidas por el
irracionalismo posmoderno, que ni siquiera acepta el siglo XVIII, el siglo de la razón.

-Tal vez razonen contra los excesos de la razón en los últimos siglos.

-Declaman, que no es lo mismo. Es más fácil denostar a la razón que razonar. Abundan las corrientes antirracionalistas, como el existencialismo. En la carrera de Psicología es muy popular Lacan, un completo charlatán, peor que Freud.

-¿A las carreras científicas también las encuentra premodernas?

-Ahí faltan laboratorios para las prácticas. Los alumnos no aprenden a manejar las manos. Se nota un desprecio por el trabajo manual, como en la Edad Media. Queremos llegar al siglo XXI sin haber pasado por el siglo XX. En la Argentina no se comprende la importancia de la ciencia y la tecnología para la sociedad moderna. Al fin y al cabo, es el Tercer Mundo.

Entrevista realizada por Ramiro Pellet Lastra. La Nación. Servicio exclusivo de El Nacional
Vía Mario Bunge se declaró enemigo de los exámenes

5 comentarios to “Universidad Exámenes Latinoamerica – Propuesta Bunge”

  1. Armando Cabrera Silva Says:

    @Nelson:

    Indudablemente, este último congreso OUI, nos trajo algunas sorpresas, pero la más destacable como tu lo indicas fue la presencia de Carlos Bunge, una persona a la cual no fue necesario pedirle una cita para entablar conversación, muchos de nosotros quisieramos adoptar esa calidad de personalidad que no se adquiere por ser el hijo del más grande pensador latinoamericano y el extenso curriculum de doctorados a su espalda, sino, asumo porque ellos ya comprendieron que el conocimiento = humildad. sencillez, apertura, etc…. cosas que en nuestro medio no se aprecian y que son la causa para que avezados suedo-investigadores crean que por el mero hecho de haber hecho cuatro cosas (obtener algún decanato, dirección o algún cargo burocratico rimbombante) esten a punto de llegar a la divinidad y que de alguna u otra manera estancan el procesos investigativo.

    En cuanto a los examenes como medio represivo para evaluar a los estudiantes, lamentablemente desde que tengo uso de razón estos han sido concebidos para evaluar lo que aprendiste la noche anterior previo al mismo (“Fomentar la curiosidad y con ella la creatividad científica o artística sin esperar resultados inmediatos, hay que dar posiblidades antes que ordenes, la exigencia de resultandos inmediatos garantiza la mediocridad el desaliento e incluso el fracaso” Mario Bunge discurso congreso OUI Loja 2007), pero jamas para evaluar los ejercicios de la mente referentes a un tema especifico. Acaso no será conveniente que el enfoque educativo ecuatoriano cambie desde su genesís?

  2. Diego Merchan Says:

    Es muy interesante lo que se menciona en este post y desde mi punto de vista estoy de acuerdo a la concepción de Mario Bunge acerca de los exámenes, pues en realidad y en mi caso personal lamentablemente he tenido que adoptar lo que en el post se menciona como “mentalidad de mínimos”, en varias materias de las que he tomado y es que realmente es como si llegaramos a una sesión de tortura en la cual el único requisito para estar salvos es haberse memorizado un montón de líneas de texto, y claro tampoco está mal la literatura o teoría que implican el estudio de muchas ciencias, lo que está mal -como bien se lo menciona en el post- es la forma de evaluar los conocimientos de un estudiante, y respecto a esto pues sería magnífico el cambio que se pudiera adoptar para la evaluación de esos conocimientos, y que esté basado en un proceso de generar nuevas ideas, modelos, investigación, y amor por lo desconocido, sería algo bastante bueno.
    Ojalá en nuestro país y en toda latinoamérica las autoridades de eduación se den cuenta de este problema y hagan caso a lo que dice uno de los más grandes pensadores de latinoamérica.

  3. barceludena Says:

    ¿Cuantos profesores de la UTPL estarían capacitados para hacer lo que aquí se ha posteado?…….

  4. Bob Gibson Says:

    A cada cual le compete demostrar lo que afirma. Si usted afirma que Lacan es un charlatán, pues bien, demuestre o al menos fundamente algo al respecto. De otro modo, habla gratis.De lo contrario no haga juicios de cosas que no comprende.

  5. Nelson Piedra Says:

    @Bob Gibson: En varias de sus obras Bunge establece los argumentos que el considera indebidos en el psicoanálisis, critica el trabajo de Freud y Lacán somentiéndolos al método científico. Le agradezco que exponga los criterios que permita desmontar la afirmación de Bunge.

    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: